La Javilla aspira estremecer el mercado de fichajes con Amed

SANTO DOMINGO ESTE. Por más de cinco décadas (54 años exactamente), la liga La Javilla ha funcionado en Los Mameyes como un semillero de peloteros y laboratorio inculcador de disciplina que ha parido personalidades destacadas en áreas tan diferentes como la política, la milicia y la ciencia.

Hasta ahora, la entidad fundada por el fenecido Juan José “Vivo” Carmona se encargaba de formar jugadores desde los seis años. Pero, ante una inocencia que rayaba en lo ingenuo, entrenadores independientes tomaban a los alumnos más destacados a los 15 años y (con apenas meses de trabajo) se embolsillaban hasta el 30% de los bonos que firmaban más tarde.

La Javilla era un simple espectador y quedaba fuera del pastel del fruto de un jugador que le tomó más de una década formar.

Eso debe cambiar a partir del dos de julio próximo si el primer producto de la JC Academy (el programa de desarrollo avanzado de la liga) cumple con los pronósticos y recibe un bono de seis cifras en dólares, cuyas ofertas a la fecha proyectan que puede superar la mitad del monto límite (US$2,9 millones) que tienen los equipos para el mercado internacional.

Germán Amed Rosario Valdez, un torpedero de 16 años con un poder por encima del promedio, es la figura con que La Javilla apela convencer a los equipos del Big Show del potencial que tiene en sus bases.

Rosario, de 6’2 y que concluye sus estudios secundarios cinco días antes del dos de julio (cuando podrá firmar), tiene a 10 equipos con gran interés en él. Este admirador de Troy Tulowitzki tiene un grueso currículo, que incluye la participación en torneos como el Cal Ripken Jr., Williamsports y selección RBI del país.

En febrero pasado, cuando la oficina de Major League Baseball escogió los 25 principales prospectos del país y Venezuela para disputar una serie en Boca Chica, Rosario bateó de 6-5. Es un pelotero desarrollado en ambiente real, en juegos, cuya calidad hace ruido desde los nueve años.

Uno de sus entrenadores resalta que sus condiciones le permiten hacer ajustes rápidos a los diferentes lanzamientos y en su defensa sobresale la gran potencia de su brazo.

Acompañado en todo lugar por su padre, Germán, y de la escasez de palabras ante las grabadoras, Rosario tiene una contextura física que le permitirá agregar peso y poder a su bate rápido.

“Queremos convencer que las ligas pueden dar peloteros. No tenemos que darle los peloteros a otras personas, la academia viene a completar lo que La Javilla hace”, dijo John Carmona, presidente de La Javilla. Las siglas JC salen de su nombre y apellido.

Aquí se formó Nomar Mazara desde los seis años. Pero en 2010, Mazara (con 15 años) pasó al programa de Iván Noboa y en julio pasado estableció un récord para adolescentes latinoamericanos, al recibir un bono de US$5 millones de los Rangers.

“Amed tiene un extra que es la disciplina, le gusta trabajar, no se cansa, vive la pelota y se divierte. No me había chocado con un tipo de pelotero así. Por eso vamos a lanzar la academia con él como referente”, dijo Carmona, hijo de Vivo.

Rosario es la carta de presentación, pero el material que viene detrás promete tanto como él. Para 2013 tiene proyectado a Andru Mateo, Ricardo Céspedes y Aneury Zabala. Jean Luis Mateo se proyecta para 2014.

<

p style=”text-align: justify;”>Para adaptar la liga a las exigencias, La Javilla levantó una villa, con salones de estudios de la lengua inglesa, área de masaje, gimnasio y cuenta con un cuerpo de seis entrenadores. NPerez@diariolibre.com

You May Also Like

C


%d bloggers like this: